Pueblos Toscanos I: Volterra

De forma más bien triangular la Toscana está situada entre la parte septentrional del mar Tirreno y los Apeninos centrales, podemos poner como sus vértices más conocidos a su capital Florencia, Pisa y Siena. Formada por suaves colinas y montes es uno de esos sitios que hay conocer sí o sí. A poder ser, en coche, a tu ritmo y con calma para poder disfrutar de esos paisajes y sobre todo de sus increíbles pueblos medievales. Y si es en una época vacía de hordas de turistas, la experiencia se multiplica por 10.

Así lo hicimos, y aunque nuestro plan era acabar el día en Siena, habrá que posponerlo para un próximo viaje. Preferimos disfrutar sin prisa cada sitio, como decía antes. Este día lo centramos en 3 pueblos limítrofes con la comarca de Chianti (léase Quianti), conocida sobre todo por sus vinos y un precioso paisaje de suaves colinas y valles.

Así que después de recoger el coche alquilado en Florencia, empezábamos la aventura en la autopista con carriles cortados cada pocos kilómetros, demasiado tráfico, baches… que nos llevaría después de algo menos de hora y media a nuestro primer pueblo toscano… Volterra

Perteneciente a la provincia de Pisa, Volterra preserva sus murallas del siglo xii y sus características medievales a causa de un trazado urbano basado en callecitas tortuosas, en casas con torres, iglesias y palacios. El Renacimiento también ejerce una influencia arquitectónica importante y, aunque en perfecta armonía con las antiguas estructuras, no altera para nada su aspecto medieval. Su historia es indivisible de la extracción del alabastro de sus minas locales y de su artesanía. Preciosa artesanía del alabastro, por cierto.

Todas los caminos confluyen en la Piazza dei Priori, donde dicen que su Palazzo sirvió de inspiración para construir posteriormente el Palazzo Vecchio de Florencia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: