In Itinere | Toño Velasco

Tarde muy prestosa en la inauguración de la exposición In Itinere, del artista Toño Velasco en la plaza de Trascorrales.

Compendio de casi 100 dibujos y pinturas de edificios, fachadas y calles de Oviedo cuya génesis comenzó con el proyecto 13 plazas, 13 plantas encargado por los vecinos del edificio de la antigua estación de Alsa (obra de Castelao).

La ingente obra de poder llevar a unas sala de exposiciones los grandes murales del edificio fue posible gracias a la labor del fotógrafo Pedro Domínguez Carazo que las ha reproducido fielmente.

La antigua plaza del pescado de Trascorrales se quedó pequeña por la gran asistencia de público deseoso de ver la obra de Toño y poder felicitarle en persona.

Prestó mucho también el saludar a muchos amigos de la escena musical y artística asturiana que también se pasaron por la exposición.

Este es el documental realizado por Objetivo Dron sobre el proyecto 13 plazas, 13 plantas:

Y ahora, las fotos

Teleférico de Cabo Negro | Un paseo por la historia industrial

En el año 1962, Ensidesa decidió construir un teleférico de 7km de longitud entre los altos hornos de Avilés y Cabo negro para evacuación de estériles y residuos industriales que eran «depositados» en el mar.

El trazado unía el vertedero en el que se depositaban los residuos inertes de Ensidesa, en las proximidades de los gasómetros y la terminal de Montoril, en la zona conocida como Cabo Negro. Se trataba de un trazado de casi siete kilómetros en línea recta que cruzaba Valliniello y las parroquias gozoniegas de Laviana y Podes para concluir en el imponente edificio de hormigón que aún hoy, pese a su visible deterioro tras casi tres décadas de abandono, preside los acantilados por los que caían al mar toneladas de residuos (Fuente El Comercio).

Y es aquí, donde tenemos que pararnos a hablar del Antropoceno, tomando como fuente este artículo de lectura muy recomendable, del blog La Probeta del Paisaje. Se puede definir el Antropoceno como la nueva época del periodo Cuaternario que se caracteriza por cambios en el ciclo vital de la Tierra consecuencia de la actividad humana. De entre las 5 acciones antrópicas que la caracterizan, esta que nos ocupa es la de los Residuos Industriales.

Con el comienzo de la siderurgia integral de Ensidesa en 1957, aparece el problema de qué hacer con los residuos industriales generados. La solución -entonces considerada- modélica era tan simple como escalofriante… verter los residuos al mar.

Las corrientes marinas propiciaron que una parte de los residuos arrojados al mar se depositaran en las ensenadas situadas al este del punto de vertido, en las playas de Riba Pachón y Portazuelos. Paradojicamente, casi a la par de iniciarse los vertidos, comenzaron las operaciones de extracción de materiales de los depósitos playeros para su aprovechamiento y reutilización, actividad que aún se continúa en la actualidad.

En fin, un paseo interesante por su historia.

Mina de Arnao

(Todas las fotos realizadas con un iPhone XR)

Aunque la explotación del carbón en Arnao empieza a finales del S XVI, es en 1833 cuando la  Real Compañía Asturiana de Minas adquiere los derechos de explotación de la mina e introduce «métodos punteros» de minería, desconocidos hasta entonces en España.

Al final de la playa de Arnao se encuentra el castillete de entrada a la mina así como el actual museo. Abajo a la derecha, el muelle de carga del carbón para trasladarlo al puerto de Avilés
Detalle del muelle construido para cargar el carbón extraído en gabarras y llevarlo al puerto de Avilés.

Hay varios hitos importantes en la mina de Arnao, que la convierten en un sitio histórico muy importante:

Única mina submarina de Europa,

Primer pozo vertical minero de España,

Primer uso de explosivos en España en minería,

Tras el análisis de traviesas de ferrocarril de madera encontradas hace poco, se puede decir que el ferrocarril usado para transportar el carbón de la mina al puerto de Avilés, es anterior al Barcelona-Mataró, convirtiéndose por ello en el primer ferrocarril de España.

Una visita altamente recomendable a la mina y su museo, así como al edificio de la escuela que está en la zona, con el espectacular patio y sus mapas y tablas didácticas.

MUFA (Museo Feas Artes de Asturias)

Por el precio de comida no perecedera para las Meriendas solidarias de Oviedo, es posible (y necesario) visitar la obra efímera del MUFA.

Efímera, porque Isra (Israel Sastre) e Inés han convertido (lógicamente con el permiso del dueño del inmueble) un edificio destinado a ser vendido y remodelado en un museo (efímero y de lo efímero) usando lo que tenían a mano: obras antiguas, nuevas, escombros, el patio de luces, paredes… A finales de Enero, el MUFA será historia.

Una visita necesaria, en una ciudad que sigue moviéndose en lo cultural.

avanti!!

Fotos hechas con el iphone y procesadas en Lightroom.

A %d blogueros les gusta esto: