El Quempu (El Campo) – Puertos y Mayaos Las Navariegas – El Quempu

Ruta circular por el concejo de Lena, a la sombra de la Tesa, la Mesa y La Almagrera.

Salimos desde el pueblo de El Quempu (El Campo), subiendo por el camín del Culinar atravesando el hayedo. Cruzamos el arroyo la Anseca y seguimos ascendiendo hasta la Cabaña de Flor. Desde ahí vamos por la parte cimera del prau hasta los puertos y mayadas de las Navariegas.
Más adelante, después de cruzar el cercado de una cabaña y coger una pista de tierra hasta la Cabaña del cartero, llegamos al Puerto de Acebos en donde enlazamos con el «camín francés del Huerna» dirección Santiago de Compostela pasando por Oviedo.

En ese mayao, visitamos los restos (4 piedras) de donde estuvo la ermita-hospital de la Virgen de Flor de Acebos y empezamos la bajada siguiendo el arroyo Viñuela (a nuestra derecha, y la carretera del alto la cubilla (alto del Palo) a nuestra izquierda) hasta llegar de nuevo al pueblo de El Quempu.

Track de la ruta en Wikiloc

Powered by Wikiloc

Hoces del Esva

Considerado por algunos entendidos como el mejor bosque de ribera de toda la Península Ibérica, sin duda el Río Esva es un lugar maravilloso para disfrutar de este tipo de naturaleza y de unas aguas con una gran calidad ambiental, como denota la presencia de la nutria y del mirlo acuático. Fuente Turismo Asturias.

Declaradas Monumento Natural, transcurren entre los concejos de Valdés y Tineo.

Existen varias opciones de ruta incluyendo una circular. Todas muy asequibles.

Nosotros elegimos la de ida y vuelta por el mismo camino, una vez que llegamos al nivel del río e hicimos una parada para un pequeño baño y tomar un piscolabis.

Es una ruta sencilla, que transcurre por caminos, escaleras y pasarelas, donde las únicas precauciones que hay que tener es en las pasarelas ya que el estado de las mismas con maderas rotas no es que lo convierta en peligroso, pero hay que ir atento. Es una pena la falta de mantenimiento por parte del ayuntamiento correspondiente y/o del Principado, en una ruta que publicitan (y con razón) en todos los sitios posibles.

Mis datos de Wikiloc:

Luz (de verano)

Si hay algo mágico para un Asturiano cuando nos vamos al sur (entre otros sitios), es la luz. No esa luz escasa, tamizada, plomiza en ocasiones, que solemos tener una mayor parte del año.

Luz desde primera hora de la mañana hasta que se pone el sol.

Luz luminosa y brillante.

Luz.

A continuación, una selección de momentos de luz durante el mes de Agosto, en la provincia de Cádiz.

La Costa de la Luz

Lago Ubales

Precioso paseo desde la Collada La Canalina donde nos dejó el Todoterreno y así evitar los 10km ida y vuelta de la infame pista hasta La Felguerina.
Mientras te acercas al collado de Ubales y al lago, vamos viendo todo el bosque de Redes, Vega de Brañagallones, Cantu’l Oso, Peña’l Vientu, Tiatordos, Maciédome, Picos de Europa…
Y luego el espectacular lago de origen glaciar y finalidad de la ruta, El Lago Ubales rodeado por 2 picos: el Cascayón y el Corteguerón

Track (by Endomondo): 8,73 km 2h:43m:18s

Desfiladero de Los Arrudos

Clásica ruta montañera asturiana, siguiendo el curso del Río Arrudos, ascensión por los escalones tallados en piedra, el Collaín, El Hayedo de los Arrebayaos y la majada de Roxecu. De ahí vuelta a Caleao.
La travesía clásica en esta zona es seguir hasta el Lago Ubales, y de ahí o bien bajar a la Infiesta, y Bezanes o bien bajar hasta la Vega de Brañagallones.
Lo dejamos para otro día

Track (Endomondo): 16,33 Km 5h:01m:22s 

Berrea 2019 – Tanes

Precioso día de Septiembre en el Parque de Redes, por la zona de Tanes.

Empezamos pasando el día en una cabaña, con nuestros anfitriones Diego y Cathy, así como la compañía de los bichos berreando de cuando en cuando.

De la que se acercaba el atardecer empezamos a subir a las zonas de probables avistamientos. Desde que hace unos años en Redes hubo una epidemia importante, la población de ciervos y venados todavía no se ha recuperado, por eso el berrear es menos acusado que en otras zonas de Asturias.

A última hora y ya apuntito de encender los frontales, nos encontramos de frente con un enorme ciervo, que más que ver intuíamos debido a la falta de luz. Tras unos segundos en los que tanto él como nosotros quedamos paralizados observándonos, decidió marcharse, dejándonos con la alegría de haberle visto.